06 mayo 2011

LAS TEORIAS CONSPIRATORIAS DE LA MUERTE DE OSAMA...

Cartel que celebra la muerte del terrorista.
Reuters
ELMUNDO.es
Madrid
Actualizado viernes 06/05/2011 09:52 horas
Si hace una semana las teorías conspiratorias rondaban alrededor de la nacionalidad del presidente de EEUU, Barack Obama, quien tuvo incluso que hacer público su certificado de nacimiento, ahora le ha llegado el turno a la muerte de Osama Bin Laden.
Son muchos los incrédulos que piensan y manifiestan que el terrorista más buscado sigue vivo, que no murió en la 'operación Geronimo', e incluso, los que creen que ya estaba muerto y congelado.
Los bulos sobre la muerte del 'enemigo número 1' de EEUU llenan informaciones, grupos de redes sociales, tuits y conversaciones. Pero ¿cuáles son? ¿Qué teorías conspiratorias rondan su muerte? El hecho de que Obama se niegue a publicar la foto del cadáver o el fugaz entierro bajo el mar horas después del ataque en Abbottabad son para muchos razones más que suficientes para pensar que Bin Laden sigue vivo.
El primero en abrir la veda fue el juez estadounidense Andrew Napolitano, que pese a que aseguró que "Osama está muerto", después mostró sus dudas al preguntar a un espectador durante un programa de televisión: "¿Usted cree que está muerto o necesita más pruebas? Una fotografía, el testimonio de un testigo presencial, algo más que no sean las palabras de un presidente, que antes ya han sido puestas en duda".
Otros que se cuestionan la muerte de Bin Laden son algunos medios de comunicación. El programa de entrevistas de Alex Jones, según publica la CNN, que también controla varias webs y tiene 24 millones de seguidores en Youtube asegura que "todo es un fraude completo y total" y se pregunta "¿dónde está el cuerpo?" y explica que hace nueve años "mis fuentes en la Casa Blanca me informaron de que Osama Bin Laden había sido asesinado y su cuerpo había sido congelado". ¿Creíble? Tal vez no, pero el 'showman' ahí lo deja para crear una nueva teoría.
El icono de los medios de la derecha estadounidense, Glenn Beck, se preguntó en público si las encuestas tenían que ver con todo esto o si estamos siendo testigos de un show.
Cindy Sheehan, la madre de un soldado muerto en Irak que puso durante meses en jaque a George W. Bush, tampoco se lo cree y deja constancia en su blog y en su Facebook. Sheehan afirma que la prueba de ADN en la que se basa el Gobierno de EEUU para confirmar que el muerto es Bin Laden no es muy fiable y se pregunta "cómo se pudo hacer tan rápido?, ¿se hizo en un laboratorio paquistaní?, ¿dónde está la prueba empírica?".
Mientras tanto, igual que Twitter se adelantó a dar la noticia de la muerte, Facebook se ha convertido en el tablón de anuncios de las teorías conspiratorias. Para ello se ha creado el grupo 'Osama Not Dead' y en él todo el que quiera deja volar sus hipótesis.
"Toda esta historia es un intento de Obama de desviar la atención sobre su certificado de nacimiento", escribe Kevin Lane. "Bin Laden fue capturado con vida y está siendo interrogado en alguna parte del mundo", dice Colin David Leach.
"Pearl Harbor, el Golfo de Tonkin, la Bahía de Cochinos ¿La gente olvida que al Gobierno le gusta mentir sobre las cosas importantes? ¿Por qué deshacerse del cuerpo en el mar en 24 horas?", se pregunta Tara Murray
La página web de fans de las teorías conspiratorias 'abovetopsecret.com' tampoco se cree la versión de la Administración Obama y explica que "si hubiera ocurrido así, habría fotografías, videos y una documentación sobre cómo se mató al terrorista número uno del mundo".
"No se habrían llevado su cadáver inmediatamente. Pero el tiempo de la reelección del presidente estadounidense, Barack Obama se acerca y ¿qué mejor momento habría para una noticia así?", añade
El experto en teorías de la conspiración, John Avlon, ha explicado a la CNN que éstas parten en su mayoría del "miedo".
Para él, estas personas crean las conspiraciones, "como la muerte de JFK o los atentados del 11-S, porque sino su mundo se vuelve mas inestable, impredecible y terrorífico".
De una opinión similar es la columnista del 'Washington Post', Alexandra Petri, que en un duro artículo afirma: "La diferencia principal entre las cucarachas y los teóricos de la conspiración es que hay mecanismos para acabar con las cucarachas". Y si un día un asteroide acabara con la vida inteligente en la Tierra, "seguiría habiendo una cucaracha y un seguidor de las teorías conspiratorias convencido de que nunca sabremos lo que ocurrió en realidad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario