19 enero 2014

MICHELLE OBAMA CELEBRA SU 50 CUMPLEAÑOS TRASNOCHANDO Y BAILANDO ENTRE AMIGOS...

Michelle Obama
 
Beyoncé, Magic Johnson, Samuel L. Jackson y José Andres, entre los invitados
  • La fiesta, a la que había que acudir cenado, se prolongó hasta las 2 de la madrugada
  • La Casa Blanca repartió contadas invitaciones a personalidades cercanas
  • Michelle pidió a los invitados 'traer los zapatos cómodos para bailar'

Felicitación de Barack Obama a la primera dama. Casa Blanca

ADVERTISEMENT
Unas 300 personas se juntaron a los Obama -Barack y Michelle- para celebrar bailando el 50º aniversario de la primera dama de Estados Unidos. La cantante Beyoncé cantó durante casi tres cuartos de hora en una actuación que incluyó la mayor parte de sus éxitos y en la que hizo una exhibición vocal que dejó sin palabras a gran parte de los asistentes, a pesar de que éstos eran, en gran parte, gente del mundo del entretenimiento. La estrella, sin embargo, fue el presidente -con permiso de la homenajeada-, que dio una vez más muestra de su capacidad dialéctica con un discurso dedicado a su esposa que, según muchos de los asistentes, fue memorable.
Entre los invitados estaban el chef y empresario nacido en España José Andrés, el actual embajador de EEUU en Madrid, James Costos, y su pareja, James Smith, y su predecesor en el cargo, Alan D. Solomont, que acudió con su esposa, Susan.
La cantante Beyoncé y el chef José Andrés, invitados. Efe
Fue una fiesta dedicada al baile. Y muy informal, como indica el hecho de que la corbata no fuera obligatoria, y que también los vaqueros estuvieran permitidos. Desde el Rythm and Blues más clásico de la Motown hasta Lady Gaga sonaron en una celebración que acabó a las dos de la madrugada, una hora bastante avanzada en Estados Unidos. Previsiblemente, entre los que más bailó estuvo la propia Michelle, vestida con un traje-pantalón rojo. La invitación ya había dejado claro que los asistentes debían llevar zapatos cómodos, aunque una parte de la asistencia femenina desoyó la recomendación y se plantó con tacones estratosféricos que fueron combinando con calzado más confortable guardado, en la mejor tradición estadounidense, en sus bolsos.
 
Ente los invitados estaban el actor Samuel L. Jackson y el ex jugador de baloncesto Magic Johnson, acompañado de su esposa, Cookie. También estaba el cantante 'Smokey' Robinson, uno de los últimos supervivientes de la era de gloria de la Motown, un sello discográfico centrado en la ciudad de Detroit y que ocupa un lugar central en el Rythm and Blues negro del periodo 1950-1980. Una ausencia destacada fue la de la presentadora de televisión y empresaria Oprah Winfrey, que asistía, en el otro extremo del país, a la entrega de los premios de la Asociación de Críticos de Los Angeles. Sí estuvieron el pianista de jazz Herbie Hancock y el cantautor James Taylor, además de la presentadora de televisión Gayle Taylor. Las hijas de los Obama -Sasha y Malia- llevaron a amigos suyos.
Magic Johnson y Samuel L. Jackson también acudieron.
La invitación oficial de la Casa Blanca había insistido en que los asistentes cenaran antes de ir, lo que desató una oleada de comentarios. Sin embargo, la celebración empezaba a las 9 de la noche, una hora a la que muchos estadounidenses ya han cenado. Y, además, la excelente cocina de la Casa Blanca había preparado canapés y picoteo de sobra.
 
Los Obama convirtieron la mayor parte de la primera planta de la Casa Blanca -la llamada Planta de Estado- en el escenario de la fiesta. ¿Las dos salas en las que se celebran cenas de Estado? Fiesta. ¿La Sala Este, en la que tienen lugar las recepciones oficiales? Fiesta. Claro que esos nombres tampoco deben asustar, porque, a fin de cuentas, la Casa Blanca es bastante pequeña. Muy en el estilo de los Obama, la fiesta estuvo calculada para que todo el mundo tuviera espacio para moverse y tener conversaciones privadas.

BEYONCÉ CANTÓ EN LA FIESTA POR LOS 50 AÑOS DE MICHELLE OBAMA. CONOCE LOS DETALLES

Beyoncé cantó en la fiesta por los 50 años de Michelle Obama (Foto referencial)
Beyoncé cantó en la fiesta por los 50 años de Michelle Obama (Foto referencial)

         En esta fiesta en la que se bailó hasta la media noche también asistieron artistas como Stevie Wonder y John Legend.
        
El último sábado la cantante Beyoncé asistió a la fiesta por los 50 años de la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, informaron hoy  diversos medios locales. En esta fiesta en la que se bailó hasta la media noche también asistieron artistas como Stevie Wonder y John Legend.
Beyoncé no solo asistió a la fiesta, sino que hasta cantó en la ceremonia que ha sido costeada por la familia Obama, según CNN.
 
La Casa Blanca repartió contadas invitaciones a personalidades cercanas a la primera dama a los que pidió "traer los zapatos cómodos para bailar" y pasar una velada de "snacks, sorbos, baile y postres".
Los invitados fueron conminados a mantener su asistencia en secreto y no hacer públicas en internet fotos o comentarios, algo que respetaron, aunque la insistencia de la prensa ha revelado algunos detalles del homenaje.
 
El presidente estadounidense, Barack Obama, mostró sus dotes para el baile, pese a que su mujer tiene mucha más soltura que él en la pista, como la primera dama ha demostrado en varios apariciones públicas.
 
Invitados a la fiesta preguntados por CNN indicaron que el presidente pronunció un sentido discurso sobre la figura de su esposa antes de lanzarse a bailar con el resto de asistentes, que disfrutaron de la fiesta hasta la medianoche.
 
La primera dama llega a sus 50 años en buena forma y "relajada", según los que la conocer, por los logros de sus campañas contra la obesidad infantil, en favor de los veteranos y el acceso educativo.
Michelle Obama entró a la Casa Blanca en 2009, a los 45 años, y desde entonces ha mantenido el papel destinado tradicionalmente a las primeras damas, centrado en temas como la educación, la salud o la pobreza, con un aire más fresco y desenfadado que sus antecesoras.
 
Nacida el 17 de enero de 1964 en Chicago bajo el nombre de Michelle LaVaughn Robinson, la actual primera dama, graduada en Derecho en la Universidad de Harvard, es una de las tres únicas esposas de un presidente estadounidense que ha obtenido un máster universitario.
La preparada jurista conoció a su marido precisamente cuando era su superior en una firma de abogados en la que Obama, por aquel entonces con 27 años, trabajó un verano.
 
La insistencia de Barack para que comenzaran a salir dio frutos pese a los recelos de Michelle, que temía que no fuera algo apropiado entre dos compañeros de trabajo.
Barack Obama, de 52 años, felicitó a su esposa en Twitter y le dio las gracias "por todo lo que haces", además de adjuntar una foto en la que los dos aparecen abrazados en la Casa Blanca.
En una entrevista concedida a la revista People con motivo de su cumpleaños, Michelle confesó que en este momento de su vida "el cielo es el límite" y por eso seguirá buscando maneras de "tener impacto", como madre y como profesional, cuando deje la Casa Blanca dentro de tres años.
 
Obama ha prometido a su esposa que este fin de semana, que es más largo de lo habitual porque el lunes es festivo nacional para conmemorar al reverendo Martin Luther King, lo dedicará a su cumpleaños.
 
Su regalo anticipado fue ofrecerle que prolongara una semana las vacaciones navideñas en Hawai en compañía de amigas como la popular presentadora Oprah Winfrey, mientras el presidente y las niñas regresaban a Washington para volver al trabajo.
Con información de EFE

OBAMA: "LA MARIHUANA NO ES MÁS PELIGROSA QUE EL ALCOHOL O EL TABACO"

 


El presidente de EE UU apoya abiertamente una despenalización como la de Colorado pero avisa que no es la "panacea

Asistentes a una fiesta de Año Nuevo fuman marihuana en Denver, Colorado, estado donde entró en vigor la legalización de su consumo recreativo. / Brennan Linsley (AP)
El presidente estadounidense, Barack Obama, cree que la marihuana no es más peligrosa que el tabaco o el alcohol, aunque no consideró que la legalización sea una "panacea" que resuelva todos los problemas, según una entrevista con la revista New Yorker publicada este domingo.
 
"Como ha quedado bien documentado, fumé marihuana de joven y yo lo veo como un mal hábito y un vicio no muy diferente a los cigarrillos que he fumado durante mi juventud y en gran parte de mi vida adulta. No creo que sea más peligroso que el alcohol", explica Obama en la entrevista. Pero añade que fumar cannabis no es algo a lo que anime. "He dicho a mis hijas que es una mala idea, una pérdida de tiempo y no muy saludable".
 
Para el presidente estadounidense el principal problema con el consumo de cannabis en Estados Unidos son las desproporcionadas penas y la manera en que estas afectan con más dureza a minorías como la negra y la hispana y a personas de bajos recursos.
"No deberíamos encerrar en la cárcel a jóvenes o individuos por largos períodos de tiempo por consumir (marihuana) cuando los que están escribiendo esas leyes han hecho probablemente lo mismo", afirma Obama en la entrevista con la prestigiosa revista, que se realizó a finales de noviembre de 2013.
 
En este sentido, consideró que las leyes estatales como la de Colorado, que despenaliza el consumo privado de marihuana para uso recreativo, deben avanzar, ya que permiten acabar con la injusta situación en la que grandes partes de la sociedad han violado la prohibición y "solos unos pocos son castigados".
 
No obstante, Obama opinó que la legalización de la marihuana no es una "panacea", ya que la problemática es mucho más compleja, algo que opinó se verá en casos como los de los estados de Colorado y Washington.
 
Para el presidente de Estados Unidos el gran problema es la idea de dónde poner el límite a la permisividad con las drogas, ya que otros narcóticos más duros siguen provocando "un profundo daño y coste social".
 
En este sentido alertó de los problemas sobre dónde "dibujar una línea" y sobre aquellos que puedan pensar en la posibilidad de negociar dosis aceptables de otras drogas más duras como la cocaína o las anfetaminas.

MICHELLE OBAMA RECIBE LOS 50 ENTRE AMIGOS Y BAILES...

  Michelle Obama recibe los 50 entre amigos y bailes

  • El expresidente demócrata Bill Clinton o la embajadora estadounidense ante la ONU, Samantha Power, han querido felicitar a la cumpleañera a través de sus cuentas de Twitter
  • República/Efe | Washington Publicada el 18-01-2014

    Michelle Obama ha celebrado su cumpleaños entre bailes hasta la madrugada y en compañía de un grupo muy selecto de amigos, entre los que se rumorea que actuó Beyoncé. En las invitaciones se podía leer "traer los zapatos cómodos para bailar" y añadía "snacks, sorbos, baile y postres", algo que ya hacía pensar que iba a ser una fiesta muy divertida y en la que la música estaría muy presente. Aunque no han transcendido fotos de la fiesta debido a la recomendación de la Casa Blanca de mantener la discreción, ya que se trataba de na fiesta poco común, sí que se confirma la asistencia de algunas figuras de la música como Beyoncé y Jay Z, que fueron algunos de los privilegiados que asistieron a la celebración debido a la buena relación que mantienen con el matrimonio Obama. Una fiesta que seguro ha sido de lo más movida, por la invitación de la primera dama para asistir en zapatillas.

    Obama, uno de los asistentes que no se quiso perder niun detalle de la fiesta, también quiso felicitarla públicamente a través de las redes sociales. En su cuenta de Twitter se podía leer “Feliz cumpleaños, gracias por todo lo que haces”, frase que apaga algunos de los rumores existentes sobre la crisis matrimonial de los Obama debido a la anécdota del funeral de Nelson Mandela.
     
    El cumpleaños de la primera dama de Estados Unido no solo le ha traído una lluvia de felicitaciones, sino también innumerables halagos por su activa labor en defensa de la vida sana y contra la obesidad infantil. El primero de los regalos ya se lo hizo su marido a comienzos de año, cuando la primera dama prolongó sus vacaciones navideñas en Hawai para pasar unos “días de chicas” con algunas de sus mejores amigas, entre ellas la conocida presentadora de televisión Oprah Winfrey. La gran fiesta de celebración, que ya está dando mucho que hablar, se celebra este sábado, después de una semana de duro trabajo para la pareja presidencial.
     
    El expresidente demócrata Bill Clinton o la embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas, Samantha Power, quisieron felicitar a la cumpleañera a través de sus cuentas de Twitter, pero también insistir en la importancia de su trabajo con el programa “Let’s move” (Movámonos), que promueve un estilo de vida saludable entre los más pequeños.
     
    Felices 50 a @FLOTUS Michelle Obama. Gracias por el gran trabajo que haces con @LetsMove para ayudar a que nuestros niños estén sanos”, dijo el expresidente estadounidense. FLOTUS es el curioso acrónimo inglés que corresponde a su posición oficial: First Lady Of The United States (el de su marido es POTUS).
     
    Al poco de llegar a la Casa Blanca la primera dama montó un huerto en los jardines de la residencia y desde 2010 es la cabeza visible del programa orientado a que los niños tengan una dieta saludable, dejen los azúcares y las grasas, y hagan ejercicio.
     
    Tras regresar de sus días extras en Hawai, sin marido ni hijas, Michelle se puso manos a la obra, y entre actos de promoción educativa también dedicó un hueco para la campaña “Una manzana al día” con la ayuda de algunas de las estrellas de los últimos campeones de la NBA, los Miami Heat.
    En la cuenta oficial de Barack Obama, aunque no publicado por él -si es así firma con las iniciales “B.O.”- hoy se puede ver una foto de ambos abrazados acompañada de la felicitación por el cumpleaños y un agradecimiento “por todo” lo que hace.
     
    En las últimas semanas se ha hablado mucho de la cifra redonda que alcanza Michelle, subrayando el gran momento que atraviesa tanto frente a la opinión de los ciudadanos como en cuestiones de belleza. “Michelle Obama, mejor que nunca”, rezaban muchas publicaciones.
     
    Y es que la primera dama no teme los cincuenta, tanto es así que este viernes posó orgullosa con su nueva tarjeta de la antigua Asociación de Estadounidenses Retirados (AARP, en inglés), ahora grupo sin ánimo de lucro del que se puede formar parte a partir de esa edad y gozar de beneficios por haber superado el umbral de las cinco décadas. “Encantada por unirme a Barack en el club de los 50+… Mira mi tarjeta de la AARP”, tuiteó personalmente.