04 noviembre 2012

OBAMA OFRECE PIZZAS POR VOTOS....

Imagen del primero de los actos, celebrado el pasado lunes. | Foto: Buckeyes for ObamaImagen del primero de los actos, celebrado el pasado lunes. | Foto: Buckeyes for Obama
Eduardo Suárez (Env. especial) | North Canton (Ohio)
Actualizado sábado 27/10/2012 18:16 horas
 
Cualquier voto cuenta en unas elecciones tan igualadas y en un estado tan decisivo como Ohio. Un extremo que ayuda a comprender por qué los demócratas celebran sus mítines junto a los colegios electorales abiertos desde principios de octubre y por qué los republicanos acaban de denunciarles a las autoridades por ofrecer pizza a cambio de votos y violar la legislación electoral.
La denuncia la presentaron el miércoles los republicanos de Ohio ante la junta electoral del condado de Franklin y se refiere a una serie de actos organizados por la organización estudiantil Buckeyes for Obama en la capital del estado entre el 22 de octubre y el 1 de noviembre. Los eventos están dirigidos a sectores que suelen respaldar al presidente pero no suelen ir a las urnas durante la jornada electoral y los carteles ofrecen un aliciente culinario para ejercer el derecho ciudadano: "Comida gratis. Unirnos. Hacer historia".
El señuelo varía según el grupo elegido. A los jóvenes los demócratas les ofrecen pizza. A las mujeres les ofrecen magdalenas y chocolate caliente. A los homosexuales, un espectáculo de 'drag queens' con DJ.
Los republicanos afirman que los eventos vulneran la legislación electoral, que prohíbe ofrecer cualquier bien material a cambio del voto de una persona. La denuncia republicana incluye el testimonio jurado de un empleado de la campaña del presidente desvelando que Buckeyes for Obama tiene una cuenta abierta en la cadena de pizzas Donatos para sufragar los gastos de los seis eventos.
Quienes asisten no sólo tienen acceso a comida gratuita. También se les lleva gratuitamente al colegio electoral y se les ofrecen objetos de mercadotecnia de la campaña. "Es razonable inferir que quienes regalan esa comida, incluidos los empleados de la campaña de Obama, están intentando y quizá logrando influir a los electores para que voten y esa conducta está prohibida por la legislación de Ohio", decía este viernes el presidente de los republicanos del estado, Bob Bennett.
El entorno de Obama intentó minimizar ayer el impacto de la denuncia y recordó que sus rivales habían intentado restringir por todos los medios las posibilidades de votar antes de la jornada electoral. "Nosotros fuimos a un tribunal para combatir el ataque republicano contra el voto por anticipado y los Republicanos nos amenazan con una denuncia porque están enfadados por una fiesta de pizzas. La diferencia de prioridades no puede estar más clara", afirmó este viernes el portavoz demócrata Jerid Kurtz.
Las dos cámaras legislativas del estado, en manos de los republicanos, aprobaron hace unos meses una norma que restringía la posibilidad de votar en el último fin de semana de campaña a los miembros de las Fuerzas Armadas. La ley ha quedado sin efecto por las sentencias de varios tribunales, que han considerado que se proponía intervenir en el desarrollo del proceso electoral.
La ley suponía un obstáculo para el entorno del presidente, cuyos seguidores lo tienen más difícil para ejercer su derecho a voto durante la jornada electoral. No sólo porque aquí los comicios se celebran en un día laborable. También porque los sectores menos pudientes no tienen un vehículo en el que trasladarse al colegio electoral.
Así cabe comprender el esfuerzo de los demócratas por llevar a esos grupos a las urnas de antemano y el empeño del presidente y de su esposa por votar antes de la jornada electoral.
La junta electoral anunció este viernes que abordará enseguida la denuncia. Su consejo está formado por dos demócratas y dos republicanos. En caso de empate, decide el secretario de Estado de Ohio, que es republicano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada