28 abril 2008

EL "TSUNAMI" DE LOS PRECIOS DE LOS ALIMENTOS AMENAZA A CASI 40 PAISES


El coste social del parón económico

La ONU avisa que el alza creará 100 millones de pobres y riesgo de conflictos
PERE RUSIÑOL - Madrid - 28/04/2008

Naciones Unidas ha detectado el peligro inminente de un "tsunami silencioso" que amenaza con arrasar el mundo entero y crear de golpe 100 millones de pobres. No parece esta vez una exageración apocalíptica con el objetivo de recaudar dinero: el aumento espectacular del precio de los alimentos -el 83% en tres años- ha provocado ya disturbios en una veintena de países y amenaza la estabilidad de casi 40, según el Banco Mundial y la ONU.
El hambre amenaza con hacer estallar la III Guerra Mundial. Sería guerra, porque miles de personas han tomado ya las calles y ha provocado muertos -seis en Haití, 40 en Camerún, dos en Costa de Marfil, cinco en Egipto, seis en Mozambique-. Y sería mundial porque ningún continente queda completamente a salvo. El alza de precios de productos básicos es un fenómeno permanente y, por tanto, los disturbios no han hecho más que empezar.

"Estamos en una situación de emergencia y hay que tomar medidas de urgencia porque las condiciones de vida de millones de personas se están deteriorando a gran velocidad", advierte en conversación telefónica desde Roma Kostas Stamoulis, alto cargo de la FAO, la agencia de la ONU para alimentación. Robert Zoellick, presidente del Banco Mundial, lo ha dicho públicamente: la guerra del hambre amenaza con causar inestabilidad en 37 países.

La lista de Zoellick se basa en las estimaciones de la FAO, que identifica a los "países en crisis que requieren asistencia externa" para lidiar con el alza de precios. Se trata de países pobres e importadores tanto de alimentos como de carburantes, con lo que se hace añicos el presupuesto del Estado y el de las familias. 21 de ellos están en África; 10 en Asia, cinco en América Latina y uno en Europa (Moldavia).

El más afectado ha sido Haití, donde el primer ministro se convirtió en la primera víctima política de esta crisis global. Pero las manifestaciones se suceden. La penúltima fue el sábado en Senegal, donde miles de personas protestaron por el aumento del precio del arroz.

Los expertos coinciden en los motivos que explican el alza: el precio del petróleo, el uso de alimentos para biocombustibles, la sequía prolongada en países productores clave (como Australia) y el crecimiento en gigantes como China e India, que ahora consumen más. Stamoulis añade otros dos: la especulación -los alimentos se han convertido en un valor de alta rentabilidad- y las medidas proteccionistas para limitar exportaciones. "Estamos pagando ahora las consecuencias de haber ignorado la agricultura durante muchos años", concluye Stamoulis.

-----------

"HAY QUE FRENAR EL CAMBIO CLIMATICO, PERO SIN MATAR DE HAMBRE A LA GENTE"
La ONU intenta coordinar a sus agencias contra la crisis alimentaria.- Denuncia que los biocombustibles hacen subir los precios de los alimentos básicosAGENCIAS - Ginebra - 28/04/2008.
La ONU afronta hoy una jornada "histórica y esencial" para atajar la crisis alimentaria mundial desatada por la subida de los precios de los alimentos básicos. Los responsables de las 27 agencias de Naciones Unidas se reúnen en Berna (Suiza) con el secretario general de la organización, Ban Ki-moon, para intentar esbozar un plan para detener la hambruna que puede originar esta crisis, causada, según la ONU, por los biocombustibles o la especulación. El relator de la ONU para el Derecho a la Alimentación, Jean Ziegler, ha pedido de nuevo una moratoria en el cultivo de productos para biocombustibles: Entiende que hay que frenar el cambio climático, "pero sin matar de hambre a la gente".
La ONU ha denunciado ya en varias ocasiones que el cultivo de plantas para producir biocombustibles hace que suban los precios de esos productos, algunos de los cuales son básicos para la alimentación. A ello se suma la especulación con esos productos en mercados internacionales. Todo ello, para desencadenar una crisis que Ziegler ha calificado de "auténtica tragedia". De ahí la "histórica y esencial" reunión de Ban Ki-moon con los responsables de las agencias de la ONU que se celebra hoy en Berna. Además de Moon, están presentes, entre otros, de la directora del Programa Mundial de Alimentos, Josette Sheeran, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, el director de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Jacques Diouf, y el presidente del Fondo Internacional para el Desarrollo de la Agricultura, Lennart Bäge.
En lo inmediato, Ziegler ha pedido a los donantes del Programa Mundial de Alimentos que aumenten sus donaciones porque "en tres meses [el fondo] ha perdido el 40% de su poder adquisitivo" por la subida de los precios. Ha recordado que 75 millones de personas en el mundo "dependen para su supervivencia de que reciban los suministros del PAM".
Ziegler ha cargado en especial contra los biocombustibles, cuyo cultivo tacha de "crimen contra gran parte de la Humanidad, algo intolerable". La transformación masiva de alimentos para este fin ha provocado la escalada de los precios de productos básicos para la supervivencia de millones de personas. Ha ofrecido datos: Según la FAO, en el último año el precio de los cereales, especialmente el trigo, ha aumentado un 130%; el del arroz un 74%, el de la soja un 87% y el del maíz un 53%.
El relator ha declarado que, si bien el problema del hambre es antiguo, en el último mes y medio, con la explosión de los precios en el mercado mundial, "nuevas clases sociales han caído, por millones, en el abismo del hambre". La crisis afecta especialmente a los países pobres, cuyas familias dedican un mayor porcentaje de su renta a comer: un 85-90% en los países pobres frente a un 10-12% en Europa.
Por ello, abogó por una "moratoria total e inmediata" durante al menos cinco años en la producción de biocarburantes. En la lucha contra el cambio climático aboga por potenciar el transporte público y otras fuentes de energía. "El derecho a la vida y a la alimentación es el que prima", ha dicho.
En concreto, ha criticado a EEUU, que dedicó el año pasado un tercio de su cosecha de maíz a bioetanol, y a la UE, por su directiva según la cual en 2020 un 10% de su combustible debe venir de los biocarburantes, para lo cual, tendrá que importar productos agrícolas de África, "que ya está golpeada por el hambre".
Ha dicho que la especulación "es responsable del 30% de la explosión de los precios", especialmente la Bolsa de Valores de Chicago, donde los fondos de productos básicos dominan el 40%. Finalmente, ha culpado a la política "aberrante" del FMI por desarrollar culturas de exportación para reducir la deuda externa en detrimento de agriculturas de subsistencia.También se ha referido a las medidas proteccionistas de algunos países en desarrollo que producen arroz, por ejemplo, otro hecho que puede hacer subir los precios. Sin embargo, entiende que estos países " piensen lo primero en asegurar su propio aprovisionamiento".

1 comentario:

  1. Hola.

    Soy Gonzalo.
    Les vengo a pedir ayuda para poder difundir lo mas posible mi reflexión sobre el calentamiento global.
    Hasta hace poco la dejaba en blogs que trataran sobre el tema o que estuviesen relacionados al medio ambiente.
    Ahora cree mi propio blog donde por ahora solo he publicado mi reflexión.
    Denle un vistazo a mi blog y si les interesa y les gusta, por favor les pido que me ayuden.
    No se muy bien como se maneja esto de los blogs.

    Aca esta mi dirección de blog:

    http://elgranretodelsiglo.blogspot.com/


    desde ya muchas gracias.

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar