23 noviembre 2008

EL FUTURO GABINETE DE OBAMA GENERA SARCASMO ENTRE REPUBLICANOS EN EE.UU

WASHINGTON (AFP) —
El esbozo del equipo de gobierno de Barack Obama en Estados Unidos genera sarcasmo entre muchos republicanos que ven perfilarse un regreso a la era Bill Clinton, con algunos nombres de políticos veteranos que levantan dudas sobre el cambio prometido a los estadounidenses por el presidente electo.

Tras meses enfrentándose a Hillary Clinton durante las primarias demócratas, Obama se dispone a ofrecer a la ex primera dama de Estados Unidos el puesto clave de secretaria de Estado, informaron fuentes del equipo de transición del presidente electo.

Se prevé que el ex senador Tom Daschle, veterano en las disputas entre demócratas y republicanos en el Congreso a las que Obama prometió poner un fin, pase a ocupar el puesto de secretario de Salud, y Rahm Emanuel, quien adquirió fama de duro bajo el mandato de Bill Clinton y en la Cámara de Representantes, el de jefe de Gabinete de la Casa Blanca.

En cuanto a las carteras de Justicia y Comercio, deberían quedar bajo el mando de Eric Holder y Bill Richardson, respectivamente, ambos provenientes del gabinete de Clinton.
"Al parecer, los nuevos rostros no tienen ninguna oportunidad de integrar el gabinete de Obama", acusó el portavoz del Comité nacional del Partido Republicano, Alex Conant.

"El gabinete de Barack Obama empieza a parecerse a un encuentro de 'clintonianos'", añadió.
En un editorial, el diario conservador The New York Post baraja asimismo el sarcasmo: "Felicitaciones a Hillary (y Bill) Clinton, que parecen haber ganado las elecciones presidenciales, a pesar de los resultados oficiales del 4 de noviembre".

Pero, según analistas, el presidente electo sólo dispone de un panel restringido de personalidades con experiencia para encabezar los principales ministerios.
Luego de dos años de campaña, Obama encarna por sí mismo el cambio y tendrá la tarea dantesca de llevar adelante dos guerras y terminar con una crisis financiera y económica, ante lo cual se hace imprescindible contar desde el primer día con un equipo experimentado, dijeron analistas.

"Con una economía en semejante estado, no elegir gente con experiencia sería una locura", afirma Martha Kumar, especialista en estudios políticos en la Universidad Towson.
Por otra parte, "en Estados Unidos es el presidente quien está, en primera instancia, en el origen del cambio", subraya David Rothkopf, autor de un libro sobre el Consejo de Seguridad Nacional.

"Barack Obama encarna el cambio", añade el autor, que destaca que Obama es "quien, en última instancia, decide sobre los poderes de cada uno".

Barack Obama no sólo recurrió a políticos con trayectoria. También quiere estar acompañado de gente cercana, como David Axelrod, quien contribuyó al éxito de su campaña, o Valerie Jarrett, una amiga de larga data. Los compromisos que tomó desde su elección, el 4 de noviembre, marcan además una ruptura clara con el gobierno de George W. Bush.
Prometió, entre otras cosas, luchar contra el cambio climático y cerrar el centro de detención de Guantánamo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada