20 julio 2009

OBAMA HONRA A LOS TRES HEROES DE "APOLO 11"

El astronauta Neil Armstrong y el presidente Barack Obama, ayer en la Casa Blanca.- AP
Obama honra a los tres héroes del 'Apollo 11'


Estados Unidos se plantea ahora un nuevo reto, llegar a Marte
YOLANDA MONGE - Washington - 21/07/2009

Ni nostalgia ni queja de que cualquier tiempo pasado fue mejor. Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la Luna, dedicó tan solo 11 segundos de una larga conferencia para referirse a la misión del Apollo 11 que le condujo a la gloria. Hay que mirar hacia el futuro. Y el futuro está en Marte.

Ayer, 40 años después de aquel "pequeño paso para el hombre, pero gigantesco salto para la humanidad", Armstrong y sus dos compañeros de gesta, Buzz Aldrin y Michael Collins, fueron recibidos en la Casa Blanca por el presidente Barack Obama. Y si el presidente John F. Kennedy hizo posible el sueño de viajar a la Luna, los tres astronautas reclamaron a Obama que sea el hombre que haga posible el siguiente reto: pisar Marte.
Tras recibirles como "tres héroes americanos", Obama dijo que era un honor saludar a los hombres que inspiraron a varias generaciones para querer investigar y salir al espacio. Sonrientes y agradecidos, los tres hombres permanecieron el breve tiempo que duró la comparecencia al lado del presidente. No pronunciaron ni una sola palabra. Y si alguien cayó en la nostalgia fue Obama. El presidente recordó sus orígenes hawaianos y el día en que sobre los hombros de su abuelo miraba al cielo con la esperanza de ver caer algún pedazo del Apollo 11 sobre el Pacífico. "Aquel día mi abuelo me dijo que ustedes eran el ejemplo de que los americanos pueden hacer lo que se propongan". "Gracias, señor presidente", fueron las únicas palabras de los tres héroes americanos al primer presidente negro de la historia de EE UU.
En una rueda de prensa anterior, Aldrin pidió apasionadamente que la NASA, que el año próximo cancelará su programa de transbordadores para diseñar un nuevo vehículo que lleve al hombre a la Luna, se fije como objetivo llegar a Marte en 2031. Collins, que tripuló la nave mientras sus colegas pisaban la Luna, declaró que el satélite de la Tierra había perdido interés. "A veces creo que volé al lugar equivocado", bromeó. "Desde niño mi lugar favorito fue siempre Marte y todavía lo es hoy", prosiguió.

La de ayer fue una de las raras ocasiones en la que los tres hombres se han dejado ver juntos. Por la noche, en el Museo Nacional del Aire y del Espacio tuvo lugar una gala especial con más de 2.000 invitados en honor a la tripulación del Apollo 11, el resto de los astronautas de misiones Apollo y tripulantes de los transbordadores espaciales actuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada