10 septiembre 2007

EL JEFE DE TROPAS DE EE.UU. EN IRAK DEFIENDA LA RETIRADA DE 35,000 SOLDADOS EN PRÒXIMO VERANO.

El general David Petraeus y el embajador estadounidense en Irak, Ryan Crocker, a su llegada al Congreso
REUTERS - 10/09/2007


El general David Petraeus advierte ante el Congreso de que irse del país árabe de forma prematura sería "catastrófico"
AGENCIAS - wASHINGTON - 10/09/2007


El jefe de las tropas de EE UU en Irak, el general David Petraeus, ha abogado por reducir en 35.000 soldados la presencia militar en el país el próximo verano, durante su comparecencia de hoy en el Congreso estadounidense.


"Una retirada prematura de las tropas en Irak sería catastrófica", ha afirmado Petraeus, en una intervención que se considera fundamental para redefinir el futuro de EE UU en el país árabe.

Los objetivos del plan por el que se enviaron más soldados a Irak "están cumpliéndose", ha señalado Petraeus en una sesión conjunta de los comités de Fuerzas Armadas y Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes. La continuación de la estrategia, ha señalado el general, permitirá que la presencia militar estadounidense, que ahora supera los 160.000 soldados, baje a 130.000, la cifra que había cuando el presidente de EEUU, George W. Bush, ordenó el incremento de soldados en enero.

Logros desiguales
Petraeus ha resaltado los logros de las fuerzas estadounidenses en los últimos meses, que ha considerado "amplios" aunque "desiguales". En su opinión, los ataques de los insurgentes y la cifra de bajas civiles se han reducido gracias al plan desplegado desade enero.
En el comienzo de la audiencia, el representante demócrata Ike Skelton, que preside el Comité de Fuerzas Armadas, ha indicado que el Congreso y la nación están "divididos acerca del ritmo con el que EEUU debería transferir la responsabilidad a los iraquíes". "Pero todos los miembros del Congreso desean que se complete nuestra intervención militar en Irak de la forma que mejor preserve la seguridad nacional de nuestro país", ha añadido.

El presidente del Comité de Relaciones Exteriores, el demócrata Tom Lantos, ha afirmado que el incremento militar en Irak puede haber producido "algunos éxitos tácticos", pero estratégicamente ha fallado. Ese aumento de las tropas, según Lantos, tuvo la intención de "ganar tiempo para que el primer ministro, Nuri al Maliki, y otros dirigentes políticos iraquíes encontraran vías para avanzar hacia lo único que puede poner fin a este terrible conflicto: un arreglo político".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada