28 febrero 2010

"SU SALUD ES EXCELENTE, PRESIDENTE OBAMA, PERO DEJE DE FUMAR....


Obama regresa a la Casa Blanca tras someterse al chequeo. Reuters

Según el chequeo, ha intentado dejar el tabaco con terapia sustitutiva
Sus médicos le han recomendado cambios en la dieta para bajar el colesterol

Reuters Washington

El presidente estadounidense, Barack Obama, tiene en general una "salud excelente", pero todavía lidia con su adicción al tabaco, han dicho sus médicos este domingo tras practicarle un examen rutinario.

Obama, de 48 años, visitó el National Naval Medical Center de Bethesda (Maryland) para someterse a un chequeo de 90 minutos, el primero desde que llegó a la presidencia, hace ahora un año.
Un equipo de médicos dirigido por el Dr Jeffrey Kuhlman, el médico jefe de la Casa Blanca, encontró a Obama "en forma para el deber" y dijo que probablemente siga así para el resto de su presidencia.

Sin embargo, sus médicos le recomendaron que continúe con sus "esfuerzos para dejar de fumar" y también que cambie su dieta para reducir unos niveles de colesterol que rozan lo considerado como alto.
Obama mide 1,86 metros y pesa 81,5 kg, hace ejercicio todos los días, incluido footing en una cinta rodante y pesas. Asimismo, juega al baloncesto y al golf y procura seguir una dieta sana.

Su ritmo cardiaco en reposo es de 56 latidos por minuto y su tensión sanguínea era 105/62, dos valores considerados saludables.

Suspenso en tabaco y colesterol
Según el informe, Obama emplea una "terapia sustitutiva de la nicotina" (pudieran ser chicles, parches u otro método de este tipo), lo que sugiere que ha intentado dejar su hábito.

El pasado junio, cuando le preguntaron si todavía fumaba, Obama dijo que estaba "curado al 95%", si bien reconoció: "Hay ocasiones en las que caigo".

Prometió a su esposa, Michelle, no encender cigarrillos dentro de la Casa Blanca, donde de todas formas está prohibido desde la presidencia de Bill Clinton (1993-2001), pero no dijo nada de salirse al jardín a fumar.
El último examen médico de Obama fue en julio de 2008. Durante la campaña presidencial, en mayo de 2008, su campaña difundió un resumen de un chequeo al que se había sometido en enero de 2007 que también mostraba que su estado de salud era excelente.

Sus niveles de colesterol han subido desde entonces. Su último examen ha detectado que su nivel es 209, ligeramente por encima del nivel normal (200). Sus niveles de colesterol 'malo' (LDL) se encuentran en 138 y su médico le ha recomendado que intente bajarlo a 130 cambiando la alimentación. En el examen de 2007, sus niveles de colesterol eran 173 y 96, respectivamente.
Al presidente estadounidense le duele ocasionalmente la rodilla derecha, una lesión frecuente entre las personas que corren. El doctor Kuhlman le ha sugerido que modifique su actividad deportiva e incluya unos ejercicios de estiramiento para la rodilla.

El médico le ha recomendado que se someta a su próximo reconocimiento en agosto de 2011, cuando cumpla los 50.

Mientras estaba en el centro médico de Bethesda, Obama ha visitado a los soldados heridos en las guerras de Irak y Afganistan.

El historial médico de la familia del presidente recoge la muerte de su madre a causa de un cáncer ovárico y la de uno de sus abuelos por cáncer de próstata.

2 comentarios:

  1. El adorado Barack
    lejos de no ser humano
    se ha mostrado muy mortal
    a la vista de su estado:
    Sube su colesterol,
    el que llamamos ‘el malo’,
    y no hace caso al doctor
    y el tío sigue fumando.

    Alguien tan duro y estricto
    que no deja que sus hijas
    vean si no es en domingo
    la tele ni media horita,
    debe estar muy agobiabo
    por su estado de salud
    que además han publicado
    y lo han sacado a la luz.

    Pero déjenlo tranquilo.
    Un hombre con ese estrés
    si se fuma un cigarrillo
    y entonces se encuentra bien,
    que se fume tres cartones
    y unos puros a la vez.
    Peor es lo que supone
    que alguien de ese nivel
    que puede tocar botones,
    y puede, créame usted,
    que comienzan una guerra
    y la acaban a la vez
    (porque se cargan la tierra
    sin dar tiempo ni a toser),
    se encuentre un poco estresado
    o nervioso, o no se qué,
    y por no echar un cigarro
    nos quedemos sin vejez.

    Y de pasteles ¿qué digo?
    que se coma cuatro cajas,
    y si quiere un choricito
    que le den veinte rodajas,
    y pasteles, y Phoskitos,
    y un buen pan con sobrasada,
    un puchero con tocino,
    unos dulces de Moguer,
    un quesito bien curado
    y si lo quiere, también,
    unos garbanzos con callos
    y unas copas de Jerez,
    un cochino bien asado,
    chocolates de Nestlé,
    bolsas de patatas fritas,
    y un estofado de res,
    hamburguesas y dos pizzas…
    todo lo que quiera él,
    todo, porque si él se irrita
    y se le cruza algún cable
    porque tiene tonto el día,
    aquí no hay quien nos salve.

    ResponderEliminar