30 septiembre 2010

EL GOBIERNO DE ECUADOR DECLARA EL ESTADO DE EXCEPCIÓN TRAS LA SUBLEVACION DE LA POLICÍA NACIONAL....

El presidente Rafael Correa, afectado por los gases lacrimógenos lanzados por los policías amotinados- EFE
Agentes de la Policía Nacional de Ecuador queman neumáticos a las puertas del Regimiento 1 de Policía de Quito, la capital del país. De acuerdo con las primeras informaciones, en este cuartel se ha iniciado la protesta policial contra el presidente del país, Rafael Correa, y su Gobierno.- EFE

Los policías protestan por una ley aprobada anoche en el parlamento ecuatoriano que elimina los bonos, ascensos y condecoraciones para los agentes. Los incidentes en el Regimiento 1 de Quito (en la imagen) se han extendido a otros cuarteles de la capital y de todo el país. En total, se calcula que son unos 4.000 los policías sublevados.- REUTERS
El Gobierno ha reaccionado rápidamente ante los incidentes en los cuarteles policiales. El ministro ecuatoriano de Exteriores, Ricardo Patiño, ha asegurado que no se trata de una revuelta popular y ha dicho que la protesta es "inaceptable e intolerable".- AP
En la rápida reaccion gubernamental, el presidente Rafael Correa (izquierda) se ha presentado en el Regimiento 1 de policía de Quito, donde ha tenido que protegerse de los gases lacrimógenos lanzados por los agentes sublevados. En posteriores declaraciones a la televisión, Correa ha calificado los sucesos de "intento de golpe de Estado de la oposición" y ha anunciado depuraciones en el cuerpo de Policía.- REUTERS


En el exterior del cuartel, el presidente Correa ha vivido momentos de gran tensión en un momento en que el clima político del país ya está tenso por sí mismo. El estancamiento en la aprobación de varias leyes económicas, ante la oposición de parlamentarios del partido gobernante a las mismas, ha llevado a especular en los últimos días con un decreto presidencial que disolviera el Congreso y convocara elecciones anticipadas.- EFE
Pese a los intentos de controlar la situación, el Gobierno se ha visto obligado a declarar el estado de excepción en todo el país. En Guayaquil, la ciudad más poblada de Ecuador, además de tomar diversos cuarteles los agentes han logrado cortar varias calles. En la imagen, un ayudante de Correa le limpia los ojos para protegerle de los gases lacrimógenos en Quito.- EFE
Otro de los puntos calientes de la protesta es el Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito, que alberga también la principal base aérea del Ejército y que ha sido tomado por unos 120 militares que supuestamente apoyan las reivindicaciones de la Policía porque también les afectan. El aeropuerto ha tenido que cerrar.- EFE
Correa ha entrado al edificio administrativo del Regimiento 1 de Quito y ha tratado de dirigirse a los agentes sublevados desde una ventana. Entre abucheos y gritos, el nerviosismo del presidente ecuatoriano ha ido creciendo: "Señores, si quieren matar al presidente, aquí está. Mátenme si les da la gana, mátenme si tienen valor en vez de estar en la muchedumbre cobardemente escondidos".- REUTERS
El presidente Rafael Correa denuncia un intento de golpe de Estado y se encuentra rodeado en el hospital donde es atendido de una herida.- Soldados del Ejército toman el aeropuerto de Quito.- Las protestas se multiplican a varias ciudades del país y se registran saqueos

AGENCIAS / EL PAÍS - Quito - 30/09/2010
El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha denunciado hoy un intento de golpe de Estado en su país, tras la protesta desatada por miles de miembros de la Policía Nacional que se han amotinado por la aprobación de una ley que, aseguran, les quita beneficios. Algunos soldados se han sumado a la protesta y han tomado la pista del aeropuerto de Quito, sede también de la base aérea militar más importante del país.
La OEA convoca a una reunión extraordinaria por la situación en Ecuador
El economista que llegó a presidente
Iberoamérica y España apoyan a Correa
"Si me quieren matar, mátenme"
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha acusado a la oposición de intentar derrocarle con un golpe de Estado y ha confirmado que está estudiando la posibilidad de disolver el Parlamento en medio de protestas policiales.El mandatario ha dicho que los manifestantes, a los que ha acusado de traición y conspiración, intentaron agredirlo y necesitó de atención médica.Un grupo de soldados ha tomado el control del principal aeropuerto de Quito y cientos de policías están protestando en las calles mientras el presidente estudia disolver el Congreso por el bloqueo a una ley de austeridad que alcanza a las fuerzas de seguridad. - AGENCIA ATLAS

El canciller ecuatoriano Ricardo Patiño, denuncia un intento de golpe de Estado: "Vayamos a rescatar al presidente"
El canciller ecuatoriano Ricardo Patiño, arenga a los seguidores del presidente Correa, desde el balcón del palacio presidencial: "Está cocinándose ese golpe de Estado"

"Es un intento del golpe de Estado de la oposición", ha asegurado Correa. "Me siento traicionado, no por todos, pero habrá que depurar". "Hago un llamado a la ciudadanía a la calma... superemos rápidamente esto y sancionemos a los responsables", ha dicho Correa en declaraciones a un canal de televisión ecuatoriano horas después de haberse enfrentado a los policías en la sede del Regimiento 1 de Quito. El mandatario ha denunciado que, a esta hora, se encuentra rodeado por policías amotinados en el hospital militar donde recibe tratamiento tras hacerse daño en una pierna recién operada, y por aspirar gases lacrimógenos. Ha agregado que los manifestantes le impiden salir.
El ministro de Exteriores, Ricardo Patiño, ha llamado a los cientos de partidarios de Correa congregados para dar su apoyo fuera del Palacio de Gobierno de Carandolet, en el centro de Quito, que acudan al hospital a rescatar al presidente. La prensa local informa que un grupo de simpatizantes han sido dispersados por gases lacrimógenos lanzados por la policía, mientras que varios agentes de la policía han ocupado la sede de la Asamblea Nacional e impiden la entrada y salida de personas.
El Gobierno ha declarado el estado de excepción en el país durante una semana y anunciado que el Ejército tomará en sus manos la seguridad del país.

Contra la ley de Servicios Públicos
Miembros de la Policía Nacional, en diversos puntos del país, han tomado cuarteles y calles principales, según informa la prensa ecuatoriana. Exigen la restitución de varios beneficios, entre ellos un bono de la policía, los años previstos de ascensos, y las condecoraciones, eliminados con una nueva Ley de Servicios Públicos aprobada anoche. Como método de protesta, los policías dijeron que no saldrán a las calles a hacer su trabajo hasta lograr un acuerdo con el Gobierno ecuatoriano. De hecho, los únicos policías en funciones son los que resguardan las cárceles del país.
Imágenes de televisión han mostrado a los policías en uniforme de tropa, quemando neumáticos en varios sitios de Quito. Los uniformados han dicho que no cederán en su protesta. El jefe militar de Ecuador ha asegurado que la cúpula de las Fuerzas Armadas sigue siendo leal a Correa.
Todos los vuelos desde y hacia ese aeropuerto han sido suspendidos. La agencia Reuters informa de saqueos en Quito y Guayaquil, mientras que las escuelas han suspendido las clases y los trabajadores han sido enviados a sus casas. Hay suspensión del servicio de transporte en algunas partes de la capital.
Algunos medios de comunicación ecuatorianos informan de que en las manifestaciones participan unos 4.000 policías, a los que se han sumado algunos militares que se han amotinado. La ausencia de seguridad ha propiciado el asalto de dos bancos en Guayaquil, en la costa ecuatoriana, informan las televisiones locales.
"Mátenme si les da la gana"
El presidente Correa se ha dirigido más temprano, junto el ministro del Interior, Gustavo Jalkh, a decenas de policías de tropa en el Regimiento 1 en Quito y desde una ventana de una oficina del edificio ha intentado dialogar con los manifestantes, quienes le abuchearon y lanzaron objetos y gases lacrimógenos.



"No daré ni un paso atrás, si quieren tomarse los cuarteles, si quieren dejar a la ciudadanía indefensa y si quieren traicionar su misión de policías, traiciónenlos", ha exclamado Correa en un encendido discurso. "Señores, si quieren matar al presidente, aquí está: mátenme si les da la gana, mátenme si tienen valor, en vez de estar en la muchedumbre, cobardemente escondidos", ha dicho Correa visiblemente exaltado rasgándose la camisa al asegurar que su Gobierno seguirá "con una sola política de justicia, dignidad"."Si quieren destruir la patria, destrúyanla, pero este presidente no da ni un paso atrás, ¡viva la patria!", ha finalizado Correa. Los policías le han lanzado gases lacrimógenos al mandatario, quien ha tenido que retirarse rápidamente de la ventana desde la que hablaba. Correa ha sido operado recientemente de su rodilla derecha, que se ha vuelto a lastimar al salir de prisa del regimiento.
Las protestas se producen en momentos en que el presidente Correa considera disolver el Congreso ante el estancamiento que existe en la aprobación de varias leyes de reducción de gastos estatales. Incluso varios parlamentarios de su partido se oponen a estas leyes. Correa estaría considerando la disolución, lo que le permitiría legislar por decreto y convocar elecciones anticipadas.
El ministro coordinador de Seguridad Interna y Externa de Ecuador, Miguel Carvajal, ha reconocido hoy que su país está ante una situación "delicada" y frente a un proceso de "desestabilización del Gobierno y la democracia". Los Gobiernos latinoamericanos y España han mostrado su apoyo al Gobierno de Correa y esperan que la situación se solucione de forma pacífica.
Otra vez turbulencias
Ecuador tiene una larga historia reciente de golpes de Estado y turbulencias. Desde 1997 hasta 2007 ha habido ocho presidentes en Ecuador. "Lo triste es que aparentemente habíamos superado ese ritmo cíclico de golpes de Estado y alzamientos", afirma Rubén Dario Buitrón, editor del diario El Comercio al que la situación en las calles de Ecuador le recuerda "a los peores momentos de 2000, cuando el golpe que acabó con el poder de Jamil Mahuad".
Añade que los acontecimientos de hoy señalan "un punto de inflexión en la supuesta idílica relación que mantenía Correa con el pueblo"
"Es la primera vez en sus años de gobierno que la población se le levanta a un presidente que tiene una gran popularidad", agrega Buitrón, quien ve que la salida al conflicto es que la Asamblea se reúna y derogue la ley, aunque, a su juicio, no cree que Correa vaya a dar marcha atrás en su decisión.
La situación de Ecuador se ha apoderado del segundo lugar de Trending Topics de Twitter

La OEA convoca a una reunión extraordinaria por la situación en Ecuador
La Organización de Estados Americanos (OEA) ha convocado para esta tarde una reunión extraordinaria para analizar la situación en Ecuador a raíz de las protestas de policías y militares en el país, según informó el organismo en un comunicado. La reunión del Consejo Permanente se celebrará a las 14:30 hora de Washington (8 y media de la noche hora peninsular), y se anunció poco después de concluir la Asamblea extraordinaria de los estados miembros para aprobar el presupuesto de la OEA para 2011.
EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada