20 marzo 2014

AUSTRALIA ENCUENTRA POSIBLES RESTOS DEL AVIÓN DESAPARECIDO



ASIA Vuelo de Malaysia Airlines 370 perdido el 8 de marzo
  • Imágenes de satélite muestran dos objetos que podrían pertenecer al vuelo extraviado

  • Aviones australianos se dirigen hacia el punto del Océano Índico indicado

Hallan dos posibles restos del avión desaparecido ATLAS
 
Aviones australianos se dirigen hacia el punto del Océano Índico sur donde imágenes de satélite muestran dos objetos, uno de ellos de 24 metros, que podrían pertenecer al vuelo de Malaysia Airlines 370, desaparecido desde el pasado 8 de marzo. El primer ministro australiano, Tony Abbott, ha confirmado los indicios en una sesión del Parlamento en Camberra en la que ha descrito como "nueva y creíble" la información obtenida."Un avión Orion de la Fuerza Aérea Australiana ha sido desviado para tratar de localizar los objetos", ha manifestado Abbott.

Los objetos han sido localizados a unos 2.500 kilómetros al suroeste de la ciudad australiana de Perth, según precisó en rueda de prensa John Young, gerente general de la División de Respuestas de Emergencia de Autoridad Australiana de Seguridad Marítima (AMSA).

Australia forma parte de la mayor operación de búsqueda de un avión civil de la historia, con la participación de 26 naciones, decenas de buques, aviones, helicópteros y submarinos. La principal hipótesis que maneja el Gobierno de Malasia apunta a que el Boeing 777-200, que hacía la ruta entre Kuala Lumpur y Pekín con 227 pasajeros y 12 tripulantes a bordo, se estrelló al mar tras haber sido secuestrado o por la acción voluntaria de uno de los pilotos. Una de las claves para confirmar esa u otras teoría será dar con las cajas negras que registran lo ocurrido en la cabina.

Los dos corredores aéreos donde se ha buscado hasta ahora el avión desaparecido suman 40 millones de kilómetros cuadrados, cerca de 80 veces el territorio de España. A ello hay que sumar montañas, junglas y desiertos remotos en más de una decena de países. Y, en el más difícil todavía, la inmensidad de un Océano Índico que tiene una profundidad media de 3.890 metros.
Piloto de la Royal Australian Air Force buscando el avión desaparecido. AFP
La ausencia de datos obtenidos de los radares civiles y militares de varios países ha ido descartando la alternativa del corredor norte que lleva a Kazajistán, adquiriendo peso la opción de que el avión fue dirigido hacia el océano Índico. "La hipótesis de trabajo es que fue hacia el sur, e incluso que fue hacia el lado más al sur de ese corredor", han asegurado fuentes de la investigación a la agencia Reuters.

Se trata de un área que buques y aviones australianos llevan días explorando y que en las próximas horas será reforzada con la llegada de más medios. La oceanógrafa Colleen Keller, que ayudó a encontrar los restos del vuelo de Air France 447 siniestrado en el Atlántico en 2009, cree que el área de búsqueda debe reducirse al máximo para lograr resultados positivos. "La esperanza es que la investigación criminal ofrezca datos que nos lleven en la dirección correcta", ha asegurado Keller a la cadena 'Sky News'.

El caso del avión de Air France

Encontrar las cajas negras del vuelo de Air France, que hacía el trayecto entre Río de Janeiro y París, llevó dos años y requirió la utilización de submarinos no tripulados capaces de descender hasta 6.000 metros de profundidad. La operación contó desde el principio con la ventaja de que el aparato había emitido señales antes de estrellarse, datos que sirvieron para delimitar el área de operaciones. En el caso del vuelo MH370, uno de los pilotos o alguien en la cabina desconectó los sistemas de comunicación y detección del avión, volando durante siete horas adicionales con rumbo desconocido.
El hallazgo de partes del avión en un lugar concreto del Índico permitiría trasladar a la zona submarinos Remus 6000 como los que ayudaron a encontrar las cajas negras del vuelo de Air France. La reticencia de varios países asiáticos a compartir información sobre sus comunicaciones y radares, sumada a los datos contradictorios que llegan desde diversos puntos, ha complicado hasta ahora la operación coordinada por el Gobierno de Malasia.

Tailandia, por ejemplo, ha tardado casi dos semanas en desvelar que uno de sus radares militares localizó el Boeing 777 seis minutos después de que hubiera desaparecido. Muy lejos, en el Océano Índico, aldeanos de un atolón de Maldivas aseguraban el miércoles haber avistado un avión "que volaba muy bajo" y tenía los colores y características del aparato desaparecido. Los testimonios, recogidos por un diario local en la isla de Kuda Huvadho, han sido recibidos con escepticismo por los investigadores.

Las especulaciones, falsas noticias y rumores alrededor del MH370 están haciendo mella en los familiares de los pasajeros, que llevan 13 días esperando noticias en centros de atención organizados por Malaysia Airlines en Pekín y Kuala Lumpur. Mientras algunos de los allegados que esperan en la capital china han anunciado que iniciarán una huelga de hambre como protesta por la falta de información, decenas de personas provocaron el jueves un altercado en Malasia cuando irrumpieron en una rueda de prensa en la que funcionarios del Gobierno ofrecían los últimos datos. "Queremos saber la verdad", gritaban los familiares de los pasajeros, que fueron bloqueados por la policía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada