21 noviembre 2013

PARTURIENTAS HAITIANAS. HOSPITALES DE SANTIAGO ENFRENTAN DIFICULTADES

Foto: PARTURIENTAS HAITIANAS 
Hospitales de Santiago enfrentan dificultades 
 
Los principales problemas se registran en el hospital Regional José
María Cabral y Báez, donde los médicos han comenzado a quejarse.
Ricardo Santana
Santiago

Entre un 25 a un 30 por ciento destinan los hospitales públicos de Santiago en atenciones a parturientas y a otros pacientes haitianos, la mayoría indocumentados; en el caso de ellas vienen desde Haití, especialmente a dar a luz en esos centros.

La dirección del Hospital Regional José María Cabral y Báez de Santiago, donde se producen la mayoría de los partos de haitianas, dijo a través de su gerente de Relaciones Públicas, Johnny Lama, que en ese centro el promedio de haitianas que dan a luz allí es entre un 25 y un 30 por ciento.

Lama manifestó que la queja de los médicos es que esas mujeres llegan desde Haití con muchas complicaciones, como anemia por la mala alimentación, hemoglobina y otras dificultades que ameritan dejarlas en observación. Significó que lo que se invierte en cada parturienta haitiana duplica el gasto que conlleva atender a una dominicana.

“Ellas llegan desde Haití sin referimiento de un hospital, no disponen de un historial clínico previo y con muchas complicaciones”, dijo. Subrayó que a las embarazadas haitianas que paren en el Cabral y Báez hay que hacerle muchos exámenes porque casi siempre tienen muchos problemas de salud.

Lama significó que sin importar que sean extranjeras y extranjeros ilegales o legales o que llegaron exclusivamente desde Haití sin documentos para tratar sus problemas sanitarios, se ofrecen las mismas atenciones que a las dominicanas.

La dirección del Cabral y Báez expresó que luego que dan a luz a la criatura, previa observación de un testigo, se le expide un documento de extranjería. En otros hospitales como el del Seguro Social Presidente Estrella Ureña de Santiago, hay una maternidad, pero los médicos dijeron que la asistencia a parturientas haitianas son mínimas, porque la mayoría van al Cabral y Báez, debido a que llegan desde Haití sin referimiento y no son aseguradas. En tanto, que en el hospital infantil Arturo Grullón revelaron a las autoridades de Salud Pública, que el 25% de su presupuesto se invierte en atenciones a niños haitianos, la mayoría llegan desde Haití con sus padres a tratarse sus dolencias.

Los principales problemas se registran en el hospital Regional José
María Cabral y Báez, donde los médicos han comenzado a quejarse.
Ricardo Santana...

Santiago

Entre un 25 a un 30 por ciento destinan los hospitales públicos de Santiago en atenciones a parturientas y a otros pacientes haitianos, la mayoría indocumentados; en el caso de ellas vienen desde Haití, especialmente a dar a luz en esos centros.
La dirección del Hospital Regional José María Cabral y Báez de Santiago, donde se producen la mayoría de los partos de haitianas, dijo a través de su gerente de Relaciones Públicas, Johnny Lama, que en ese centro el promedio de haitianas que dan a luz allí es entre un 25 y un 30 por ciento.

Lama manifestó que la queja de los médicos es que esas mujeres llegan desde Haití con muchas complicaciones, como anemia por la mala alimentación, hemoglobina y otras dificultades que ameritan dejarlas en observación. Significó que lo que se invierte en cada parturienta haitiana duplica el gasto que conlleva atender a una dominicana.

“Ellas llegan desde Haití sin referimiento de un hospital, no disponen de un historial clínico previo y con muchas complicaciones”, dijo. Subrayó que a las embarazadas haitianas que paren en el Cabral y Báez hay que hacerle muchos exámenes porque casi siempre tienen muchos problemas de salud.

Lama significó que sin importar que sean extranjeras y extranjeros ilegales o legales o que llegaron exclusivamente desde Haití sin documentos para tratar sus problemas sanitarios, se ofrecen las mismas atenciones que a las dominicanas.

La dirección del Cabral y Báez expresó que luego que dan a luz a la criatura, previa observación de un testigo, se le expide un documento de extranjería. En otros hospitales como el del Seguro Social Presidente Estrella Ureña de Santiago, hay una maternidad, pero los médicos dijeron que la asistencia a parturientas haitianas son mínimas, porque la mayoría van al Cabral y Báez, debido a que llegan desde Haití sin referimiento y no son aseguradas. En tanto, que en el hospital infantil Arturo Grullón revelaron a las autoridades de Salud Pública, que el 25% de su presupuesto se invierte en atenciones a niños haitianos, la mayoría llegan desde Haití con sus padres a tratarse sus dolencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada